El Brexit y el impacto en la supply chain del ecommerce

Blog

Noviembre 10, 2021

El Brexit y el impacto en la supply chain del ecommerce
Al hablar de las noticias post-Brexit, a menudo nos hemos centrado en los principales cambios normativos que trajo consigo la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. En esta ocasión, sin embargo, queremos examinar cómo afectan las nuevas normas a la cadena de suministro de las marcas que quieren vender en línea de forma transfronteriza en el Reino Unido (pero también desde el propio Reino Unido a los países de la UE). Echemos un vistazo a las actualizaciones sobre el Brexit en este sentido, las principales áreas de negocio que se ven directamente afectadas por las normas del Brexit y cómo esto representa un verdadero desafío de hacer o comprar para las marcas y su cadena de suministro.

Proveedores

Los derechos y aranceles afectarán sin duda a la cadena de suministro de las marcas que venden online de forma transfronteriza. Lo mejor es hablar con tus proveedores sobre cómo afectará la nueva normativa a los tiempos de producción y otros aspectos de la cadena de suministro. Después de este debate, de hecho, puede ser necesario hacer una pequeña revolución para las marcas con sede en los países de la UE que quieren vender en el Reino Unido, considerando la posibilidad de encontrar un proveedor con sede en el Reino Unido para mantener el negocio sin problemas allí. El mismo argumento, aunque más complicado, puede aplicarse a la inversa en el caso de empresas con sede en el Reino Unido que quieran vender en este país. Incluso para ellos puede ser ventajoso para algunos mercados extremadamente rentables pensar en confiar en los proveedores locales.

Almacenes

La introducción de las aduanas para los envíos hacia y desde el Reino Unido tiene un impacto incalculable en los tiempos de envío. No saber cuánto tiempo estarán retenidas tus mercancías en el puesto de control puede ser un reto importante. Dependiendo del volumen de comercio y del tamaño de la empresa, puede valer la pena considerar la posibilidad de repartir tu inventario entre varios almacenes en la UE y el Reino Unido, lo que te permitirá atender los pedidos desde el centro de distribución más cercano y evitar que los plazos de entrega se alarguen aún más.

Logística

Al igual que en el caso del almacenamiento, para una marca que trabaje con cross border ecommerce puede ser esencial considerar la posibilidad de tener un centro logístico en la UE si la empresa tiene su sede en el Reino Unido o en el Reino Unido si la empresa tiene su sede en un país de la UE.  Esto permite que los pedidos se procesen rápidamente y sin interrupción en las respectivas regiones. De este modo, y esto es especialmente válido para las empresas con sede en el Reino Unido que quieran vender en la UE, será más fácil expandirse en el mercado comunitario sin tener que gestionar el envío transfronterizo de cada pedido destinado a la UE.

Hacer o comprar, ese es el dilema

Así que hay un nuevo reto para las marcas de cross border ecommerce después del Brexit. No existe una solución única para todos, pero no cabe duda de que hay que considerar cómo repercute la gestión de las complejidades normativas en su negocio y si necesita apoyarse, por ejemplo, en un socio que pueda ocuparse de todas estas complejidades.

¡Compártelo!: